Esmero

Hay cinco puntos delicados que conviene comentar:

1. La competitividad insana, que debe combatirse inculcando en el corazón de los participantes el Código de Honor de la Academia de las Artes, una serie de principios que nos identifica a la Pública, y que observan a diario en sus televisiones en tantos talent show que se emiten. Basta mirar el comportamiento de nuestros cantantes más populares, muy aclamados internacionalmente, para contagiarnos de la cordialidad que queremos transmitir.

2. El plano emocional, que es un aspecto que debe vigilarse con mucho cuidado. Para que este programa funcione, es vital que destaquemos cualquier mínimo avance que veamos en nuestros alumnos, ya que nos favorecerá a todos. Son seis años, y no debemos esperar grandes obras los primeros años que lo implantamos. Tampoco podemos dejar que el programa los entusiasme en demasía, por lo que es vital exigirles que no descuiden sus estudios en el compromiso de participación. En el apartado “ganas de crecer” tratamos este aspecto en profundidad.

3. La participación baja, que supondría simplemente que no se aplica el programa. Solo quedaría revisar si la magnitud de los desafíos es proporcionada para el alumnado que tenemos, o si son suficientemente atractivos. La apatía es habitual a estas edades, y para muchos alumnos sumar un punto puede ser un escaso aliciente. Quizás este programa no sea adecuado para todo el alumnado, lo damos por descartado.

4. La privacidad de las obras, por lo que debemos concienciar a los alumnos de que solo deben enviarse al profesor para ser valoradas. Pueden enseñarlas a sus compañeros, pero nunca deben enviarlas a nadie, ya que siempre se corre el riesgo de que caigan en las manos no indicadas y de que sean manipuladas con alguna mala intención.

5. Una excesiva distracción, por lo que exigimos obtener un 4 como mínimo en toda asignatura participante. Además, todas las obras deben entregarse antes de las tres últimas semanas de cada evaluación, ya que en ese periodo en concurso queda cancelado para centrarnos en los exámenes finales.

ENLACES DE INTERÉS:

Pulsa aquí para consultar qué queremos decir con «ganas de crecer»

¿Quieres reflejarlo en tu programación?