Los desafíos

Te ofrecemos algunas sugerencias, pero solo tú sabes qué puede encajar en tu grupo de alumnos o en tu centro:

1º y 2º de ESO: Con la ayuda de los padres se graban exponiendo un trabajo o un ejercicio en pocos minutos, en un único plano secuencia sin montaje alguno, donde el alumno siempre debe estar presente en pantalla. No aconsejamos tener móvil a esa edad, ni iniciarse en la edición de vídeo. Lo pueden repetir hasta que les guste y decidan enviarlo. Se valorará la originalidad y la pasión mostrada.

Se trata de intentar reproducir las condiciones de una exposición tradicional, de las que tantas veces prescindimos por falta de tiempo en el aula, a la vez que se adaptan a ponerse delante de una cámara; un medio al que tendrán que acostumbrarse. El objetivo es que empiecen a trabajar la competencia oral, a soltarse, a ser descarados, a superar su timidez en su cuarto, con la ayuda de sus padres y sin el pánico escénico del público.

La principal diferencia que aporta SALTA es que los alumnos podrán realizar una maravillosa exposición tradicional, o encarnar al mismísimo Napoleón malherido para que nos cuente su propia vida en primera persona, o a su pobre madre dolorida, o hasta a su malhumorado caballo Marengo harto de líos. Lo mismo nos aclaran si lo envenenaron. Es aquí donde podremos apreciar al primer instante quién sale a ganar.

No se pierdan la crónica de investigación de «una muerte anunciada», donde cada personaje nos contará cómo es, cómo vivía, y cómo recuerda aquella historia 😉

Photo by Oleg Magni on Pexels.com

A partir de 3º de ESO: Al alumno se le proporciona indicaciones para que edite sus vídeos y sea autónomo, y empieza realmente la explosión de creatividad. Esto no significa que ya se deje de trabajar las exposiciones en un solo plano secuencia porque siguen siendo indispensables para el desarrollo de la competencia oral. Sería conveniente que todas las asignaturas participantes de un mismo grupo se coordinasen para encontrar equilibrio y variedad en los desafíos.

Ejemplos de actividades:

– Un resumen de tres minutos de la Guerra Civil, desde el drama, cómico…

– Una ficción de 5 minutos enmarcada en la Revolución Francesa, donde el alumno debe introducir al menos 5 datos de los que le haya propuesto su profesor. Puede pertenecer a cualquier género, para que exploren sus puntos fuertes (cómico, profundo, emotivo…)

– Relatar la vida de Cervantes desde el trovo (genuino de Almería y Granada) o desde el rap.

– Demostrar un teorema, exponer un ejercicio… bien explicado y de forma creativa.

– Elaborar tutoriales en las asignaturas científico-técnicas, que pueden ser muy útiles para los compañeros con más dificultades.

– Cortometrajes, escenificación de momentos históricas, debates, etc., en el idioma que corresponda.

– Y serán habituales en el barrio las entrevistas, los reportajes de investigación y los documentales.

Para resumir, tenemos dos formas de «saltar»:

SALTA SIN LÍMITES

El alumno puede realizar cualquier tipo de obra audiovisual, desde un tutorial formal a un musical, siempre que trate los contenidos de la asignatura y tenga un objetivo educativo o artístico. La obra debe ser original, acompañada de un guion (unas 500 palabras de narración, para unos 3 minutos mínimo). Si colaboran varios alumnos aumentará la exigencia del profesor.

Se valorará que el alumno sea original, dándole total libertad para interpretar a personajes históricos, personajes literarios o filósofos, para contarnos su propia historia. Quizás prefiera contárnosla a ritmo de rap o mediante un divertido monólogo. El objetivo es destapar el talento oculto del alumno.

Recordemos siempre que la obra se envía por privado al profesor, y solo será vista o divulgada si lo desea el alumno y sus padres, por lo que esperamos que sea atrevido y pierda el temor a arriesgarse.

SALTA ORIENTADO

Si el profesor desea trabajar determinados contenidos o competencias, puede que sea preferible establecer unos límites a la obra. Por ejemplo:

Si se desea trabajar la expresión oral, puede exigir que toda la obra discurra en un único plano-secuencia, con el autor siempre presente en el plano, para que tenga que expresarse correctamente durante tres minutos seguidos.

Si se desea trabajar un contenido concreto, puede que no tenga sentido tanta licencia artística para no despistarse del objetivo, como por ejemplo cuando queremos realizar un tutorial. Ello no quita que al hacerlo con gracia y encanto nos pueda parecer más didáctico y atrayente, aprovechando todos los efectos digitales disponibles.

ARE YOU READY?

Ideas para realizar un tutorial o cualquier exposición

Todas las obras ganadoras o de interés general serán emitidas en el canal del centro siempre que los padres autoricen que se divulgan las imágenes de sus hijos.

Los alumnos deben de tener claro que las colaboraciones tienen que realizarse para disfrutar de la experiencia, y que será mucho más difícil ganar cuando ocurran porque seremos más exigentes. Como deja claro nuestro Código de Honor, nunca pueden realizarse con el mismo amigo porque tienen un fin muy distinto.

Photo by Nicolas Postiglioni on Pexels.com

Esperamos que todo ello produzca un impacto tremendo en el vecindario, que tendrá la oportunidad a menudo de ser protagonista en el instituto público de su barrio. Uno de los objetivos que nos gustaría proponer desde el PLAN SALTA es demostrar que los institutos públicos se construyeron para el barrio, trabajan por y para su barrio, y no están en él porque adquiriesen los solares a un precio interesante.

Si a todo lo anterior le sumamos que desde el departamento de Lengua se nos proporcione unas directrices unificadas para que los alumnos consigan realizar unas exposiciones semiprofesionales, creemos que en seis años podríamos tener unos resultados sorprendentes.

—oooOooo—

Photo by Sam Jean on Pexels.com